Costumbres Inglesas

OSWALD WIRTH

Los trabajos en una Logia Anglo-Sajona no se declaran abiertos sino cuando los siete oficiales están en sus puestos. Este septenario es el siguiente:
1.- El Venerable Maestro, que se sienta al Oriente, donde el Sol se levanta para abrir la carrera del día, preside la apertura de los trabajos y los dirige con el propósito de hacer trabajar a todos los hermanos y asegurar su instrucción.
2.- El 1er. Vigilante, cuyo lugar está en el Occidente, tiene la misión de indicar cuando el Sol está poniéndose, cerrando los trabajos por orden del Venerable Maestro, después de haberse cerciorado que todos los hermanos han recibido su salario.
3.- El 2do. Vigilante, sentado en el Medio Día para observar el paso del Sol por el Meridiano, está encargado de llamar a los hermanos del trabajo al reposo y del reposo al trabajo, para su mayor provecho y placer.
4.- El 1er. Diácono (Maestro de Ceremonias), que se coloca a la derecha y cerca del Venerable Maestro, a fin de llevar sus órdenes o mensajes al 1er. Vigilante y esperar después, cerca de él, la vuelta del 2do. Diácono.
5.- El 2do. Diácono, ubicado a la derecha del 1er. Vig∴ para llevar al 2do. Vig∴ todos los mensajes y órdenes que mande el Venerable Maestro y para velar por la ejecución de las órdenes dadas.
6.- El Guarda Templo, colocado en el interior, a la entrada del Templo, tiene la misión de admitir a los Masones que han sido retejados, de recibir a los candidatos en buena forma y de obedecer las órdenes del 2do. Vig∴.
7.- El Guardia Exterior (Experto) de facción en el exterior de la puerta, donde, armado de una espada desnuda, debe alejar todo intruso o profano y velar porque los candidatos sean convenientemente preparados.
El ritual inglés no provee los oficios de Orador, de Secretario, de Tesorero y de Hospitalario, porque se remonta a una época en que siete Maestros podían constituir de propia autoridad una Logia justa y perfecta, conformándose a las tradiciones masónicas y sin solicitar poderes especiales de una administración central, no establecida todavía.
Una Logia, perfectamente regular, podía nacer así para efectuar una iniciación y disolverse en seguida para siempre. En estas condiciones, no tenía razón de ser el Orador, Secretario, Tesorero y Hospitalario.
Al organizarse definitivamente la Masonería moderna, se agregaron dos nuevos oficiales al antiguo Septenario operativo: el Secretario y el Tesorero que, en las Logias Anglo-Sajonas, se sientan en el Oriente, el primero a la izquierda (Sur) y el segundo a la derecha (Norte) del Venerable.
El Secretario se encarga de las actas, de la correspondencia, de registrar las cotizaciones y de llevar una minuciosa contabilidad.
El Tesorero se limita a recibir el dinero recogido por el hermano Secretario y hacer los pagos ordenados por el Venerable y autorizados por la Logia.
Los hermanos que no desempeñan ningún oficio toman colocación en el Norte, en el Occidente y en el Sur y, lo mismo que los Oficiales, deben concurrir a Logia en traje de etiqueta: traje negro y guantes blancos, observando durante los trabajos la más silenciosa y correcta actitud y sin conversar entre ellos, ni aún en voz baja. Esta rigurosa disciplina da a los Trabajos de ritual en los Logias inglesas una solemnidad imponente que impresiona muy favorablemente.
En toda Logia Anglo-Sajona se coloca sobre el altar situado delante del Venerable Maestro, la Biblia, la Escuadra y el Compás. Además, tres grandes candelabros están dispuestos en derredor del tapiz oblongo extendido sobre el piso que representa el pavimento mosaico y corresponden a los tres pilares que sostienen la Logia la Sabiduría (Oriente), Fuerza (Occidente) y la Belleza (Medio Día).
En las Logias inglesas, las dos Columnas B∴ y J∴ están representadas solamente en miniatura sobre el altar de cada uno de los dos Vigilantes, y en el momento de abrirse los trabajos, el 1er. Vigilante levanta su columna, dejando el 2do. Vigilante la suya tendida, para no levantarla si no cuando se ordene la suspensión de los trabajos.
El 1er. Vigilante, abate su columna cuando el 2do. Vigilante levanta la suya y viceversa.
El trabajo se efectúa así, en Logia, bajos los auspicios de la Columna J∴, que es de orden dórico (ardor operante) y la reparación de las fuerzas se efectúa bajo la influencia de la Columna B∴, que es del orden jónico (pasividad respectiva).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada