La Gran Logia Nacional de Francia

OSWALD WIRTH

El triunfo de la democracia en 1848 debía tener su repercusión en la Francmasonería. Diecisiete Logias se sustrajeron a la tutela del Supremo Consejo, para constituirse en confederación independiente, regida por una Gran Logia Nacional de Francia.
La nueva potencia masónica proclama la soberanía de las Logias, cuya autonomía garantiza. Ella confirma lafusión de los Ritos y declara abolidos los grados superiores, cuyos rituales pone a disposición de los Maestros.
Estos procedimientos, revolucionarios no son del agrado del Gran Oriente ni del Supremo Consejo, que rehusan reconocer la Gran Logia Nacional. Esta, en revancha, logró reanudar las relaciones seguidas con la Masonería extranjera. Pero la nueva organización era demasiado democrática.
Desagradó a la policía que ordenó la disolución de la Gran Logia. Era preciso someterse y después de haberse reunido por última vez el 15 de Enero de 1851, se disolvió después de levantar un acta de enérgica protesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada