La Gran Logia de Clermont

OSWALD WIRTH

Las reformas provocadas por el Duque de Luxemburgo hirieron muchas susceptibilidades. El Gran Oriente había sustituido a la antigua Gran Logia por una especie de golpe de estado, cuya legalidad podía ser discutida. Los descontentos se escudaron, pues, en derechos que ellos pretendían imprescriptibles, para rehusar su adhesión al nuevo orden de cosas. Hubo así en Francia dos autoridades masónicas rivales, subsistiendo una al lado de la otra en muy mala inteligencia. Denunciándose recíprocamente como irregulares, tenían simultáneamente a su cabeza al Duque de Chartres, en su calidad de Gran Maestro de todas las Logias regulares de Francia. Los adversarios del Gran Oriente formaban lo que se llamó comúnmente, la Gran Logia de Clermont, la que así misma se designaba como el Antiguo y Unico Gran Oriente de Francia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada