EXTENSION DE LA MASONERIA EN EL NUEVO CONTINENTE

ALDO LAVAGNINI

Tampoco los Estados Unidos quedaron exentos de la ola antimasonista que se cerniera en Europa sobre nuestra Institución, con efectos muy diferentes. Fue causa de esto el asunto Morgan, originado por el hecho de que, en 1826, algunos masones imprudentes cometieron el error de raptar, con el único fin de disuadirle de su intento, a cierto William Morgan, de oficio cantero, que quería publicar un libro sobre la Masonería, con todos los detalles de los rituales, símbolos y señas de reconocimiento.


Aunque sus raptores fueran condenados y Morgan reapareciera algunos años después, se celebraron en todas partes mitines de protesta, culpándose a los hermanos de asesinato. Se publicaron muchos periódicos antimasónicos y los masones fueron boicoteados en los empleos públicos y privados. Por esta razón muchas Logias cesaron voluntariamente sus trabajos.

Pero la opinión pública no tardó en darse cuenta del error, y cuándo el presidente Andrew Jackson defendió abiertamente la Orden Masónica proclamándola como una Institución que tiene por objeto el bien de la humanidad, se realzó nuevamente su prestigio, y desde 1838 su progreso y extensión siguieron ganando continuamente.

En el primer cuarto del siglo XIX la Masonería se extendió igualmente en toda la América Latina, a donde ya había empezado a hincar sus raíces desde el siglo precedente, pero sin alcanzar la extensión lograda en los Estados de la Unión Norteamericana.

Así la encontramos establecida en 1815 en Santo Tomás, en 1819 en Honduras, en 1821 en Cuba, en 1822 en el Brasil (donde en está fecha fue recibido masón el emperador don Pedro I, después nombrado Gran Maestre), en 1823 en Haití, en 1824 en Colombia y en 1825 en México.

Es digna de notar especialmente la fundación, en 1814, en Buenos Aires, por iniciativa de San Martín y otros masones, de la Logia "Lautaro", cuyos miembros se hicieron promotores del movimiento libertador que condujo a la independencia los diferentes estados de la América del Sur.

En los años sucesivos fue estableciéndose también en Australia, remontándose al siglo anterior su introducción en las islas de Java y Sumatra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada