EL TEMPLO MASONICO

ALDO LAVAGNINI

El estudio del hexágono y del cubo nos conduce otra vez17 al Templo simbólico de nuestros trabajos en su doble aspecto de representación del Universo y del hombre.

Como el Universo aparece generalmente a nuestra observación en forma esférica o circular, podemos pensar que esta forma sería mucho más adaptada para representarlo. Efectivamente, muchos Templos antiguos son circulares o se aproximan a tales o bien, como por ejemplo, varios hipogeos o templos subterráneos de la India, así excavados para representar el huevo de Brahma, otro símbolo del mundo.

También la cúpula hemisférica de muchas iglesias y catedrales es una evidente alusión a la bóveda celeste y patentiza que esta simbólica representación ha sido el motivo dominante en todas las construcciones de este género. En cuanto a la forma de cruz de las basílicas, tampoco se aleja de este simbolismo, por representar la misma –los cuatro puntos cardinales y los cuatro elementos- los cuatro brazos de la Divinidad Creadora, por medio de los cuales el Universo se construye.

En lo que se refiere más particularmente al Templo Masónico, cuya forma más apropiada es la de un doble cubo, representa una cubatura del Universo, de la misma manera que en la piedra cúbica representa al hombre, exactamente como un planisferio simboliza perfectamente el globo terrestre y la disposición respectiva de las tierras y los mares.

Más aún, podemos decir que el pavimento de la Logia corresponde exactamente al planisferio, en cuanto indica la superficie de la tierra. Siguiendo esta analogía se ha considerado dicho pavimento como una perfecta imagen geográfica del mundo conocido por los antiguos, es decir, el mundo circunmediterráneo, poniéndose las dos columnas sobre el estrecho de Gibraltar, exactamente donde tendrían que estar las de Hércules. Grecia tendría así el lugar privilegiado del ara (tal vez disputándolo con la Italia Meridional o Magna Grecia) y la Siria, con los países que la rodean al Oriente.

Pero dicha representación no es menos interesante y simbólica si tomamos el planisferio entero, poniendo las dos columnas en el extremo occidente, sobre las dos Américas y el ara en Egipto o en Siria, origen de nuestros misterios. En cuanto al Oriente, se halla comprendido entre Australia, China, Japón y el Océano Pacífico.

Análogamente, el techo de la Logia es una representación de la bóveda estrellada del Cielo, como lo demuestran los doce signos zodiacales representados en los dos lados Norte y Sur, sobre otras tantas columnas.
Estas columnas, que unen la tierra con el cielo en la Arquitectura Cósmica, son emblemáticas de los doce tipos zodiacales, por medio de los cuales, en el ser del hombre se realiza esta unión.

Así, pues, mientras el pavimento de la Logia representa la superficie del globo terrestre y su techo la de la esfera cóncava del cielo, sus paredes están formadas por los mismos masones. Las simbólicas columnas que sostienen el Templo y que se apoyan, con sus basamentos, sobre la tierra de la vida material, mientras sus capiteles se levantan libres en el cielo, representan el titánico esfuerzo del iniciado convertido en Obrero de la Inteligencia Universal, para comprender y realizar sus planes sobre la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada