EL PENSAMIENTO

ALDO LAVAGNINI

El pensamiento es la facultad que tenemos de conocer las cosas y relacionarnos íntimamente con ellas: la facultad por medio de la cual nuestra mente plasma una imagen de las cosas exteriores, que percibe por medio de los sentidos, y en base a la cual forma conceptos e ideas más o menos particulares o generales, concretas o abstractas, con más o menos claridad según sea la intensidad de la impresión y de la reflexión.

Dado que todo en el Universo es vibración, podemos decir también que el pensamiento es vibración de la mente, así como el sonido lo es del aire, la luz del éter, como la electricidad, el calor, etc. Esta vibración mental afecta una forma y un aspecto particulares, con los cuales los reconocemos interiormente en nuestra conciencia9.

Por consiguiente, el pensamiento es el producto de la actividad de nuestra mente estimulada por la acción exterior de los sentidos o interior de la voluntad, y de esta actividad adquirimos conciencia en diferentes grados, según se manifiesta interiormente a la luz de nuestro yo e interiormente lo percibimos en esa luz.

Así como hay pensamiento consciente hay también pensamiento subconsciente, que está más allá del radio de la conciencia, el cual se desarrolla en una forma más o menos automática, relacionándose siempre con el pensamiento consciente, del que representa como una penumbra, un reflejo o resonancia oscura, pero no por esta razón ininteligente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada