Gravitación

OSWALD WIRTH

Para que una construcción sea sólida debe tomarse en cuenta las leyes de la pensantez. El Universo mismo, debe su coordinación armónica y su estabilidad a la atracción que todos los cuerpos ejercen los unos sobre los otros. La Gravitación, que rige así el mundo físico, llega a ser en el dominio moral, la imagen de esta fuerza de cohesión, sin la cual, los materiales vivientes del edificio masónico se separarían. Si la Iniciación se limitara a cultivar la inteligencia, ella llegaría a ilustrar a individuos aislados, pero será incapaz de hacerlos trabajar colectivamente. Su obra quedará así, sin alcance práctico, pues, aisladamente el hombre no realiza nada grande, porque no se hace fuerte sino por la unión. Pero la unión permanente, indispensable a toda acción fecunda, se basa sobre el poderío de los sentimientos que animan a los miembros de una misma asociación. Ha habido en todos los tiempos escuelas filosóficas muy interesantes y agrupaciones intelectuales mas o menos brillantes pero, los Pensadores no han logrado ejercer una influencia decisiva sino cuando han podido disponer de una organización como la F∴ M∴. Esta, en efecto, agrupa opiniones parecidas, sino sentimientos idénticos. Ella exige de sus adeptos que se amen entre sí hasta el sacrificio de su interés personal, y que estén unidos en un amor profundo por la Humanidad. El Aprendiz no pasa a ser Compañero, Sino cuando llega a hacerse apto para tomar parte en el trabajo común, asociándose no tan sólo por el corazón, sino también por el espíritu. El poder de pensar permanece estéril, mientras no se apoya en el poder de amar. El M∴ debe pues, desarrollar sus facultades afectivas con el fin de obedecer mejor a la ley soberana que, aproxima las almas y las gobierna a la manera de una misteriosa Gravitación, cuyos efectos repercuten, inevitablemente, en todas las manifestaciones de la personalidad humana. La letra G, merece así, ser meditada en su tercera significación tanto como en las dos primeras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada