Cargando...

CÓMO DEBE ENTENDERSE LA SOLIDARIDAD

ALDO LAVAGNINI

La solidaridad es el sentimiento de unión que nace de un común Ideal, de una comunidad de aspiraciones, una unión consolidada en el mundo espiritual, que se manifiesta exteriormente en pensamientos, palabras y acciones por medio de los cuales se hace evidente y se realiza en términos de vida.
Los que luchan por una particular idea son solidarios en todo lo que se relaciona con aquella idea. Y los que más bien que por una idea particular, se esfuerzan para lograr el triunfo impersonal del Bien, de la Verdad y de la Virtud (como son, o deberían ser, los masones), convendría que se hallaran todavía más hermanados entre sí, dado que el triunfo de las más nobles aspiraciones humanas no puede conseguirse sino con la cooperación y los esfuerzos unidos de todos los que las comprenden.
La solidaridad de los masones debe ser, pues, solidaridad en el Bien, en la Verdad y en la Virtud, solidaridad en todo lo que sea Justo, Noble, Digno y Elevado. Una solidaridad pronta para expresarse en cualquier momento con palabras y acciones perfectamente conformes a estas aspiraciones que deben dirigirnos y con las cuales verdaderamente se realiza el místico Reino de los Cielos sobre la tierra y se hace la Voluntad de Dios, que es el Bien y su triunfo, así en el cielo como en la tierra.
Cuando así lo hacen los verdaderos masones se demuestran verdaderos cristianos, entendiendo y poniendo en práctica las palabras del sublime Maestro de Nazaret, las que interpretan y aplican por medio del Compás y de la Escuadra, que son los instrumentos de la inteligencia con los cuales conocemos la Verdad y estamos capacitados para aplicarla constructivamente a las necesidades de la existencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Loading...